Expandiendo el Número de Aliados en su Universidad

Para bajar una versión PDF de este documento, haz click aquí

Expandiendo el número de aliados en su universidad

La mayoría de los grupos u oficinas que luchan contra la violencia sexual han establecido contacto con una variedad de diferentes aliados en la universidad, incluyendo las/os agentes de policía, la administración, los servicios de salud, vida estudiantil, y las residencias estudiantiles en el proceso de ofrecer servicios básicos a las víctimas de violencia sexual. Estas relaciones siguen siendo fundamentales para el trabajo de las personas de apoyo de universidad. Sin embargo, es posible que haya otros grupos de la comunidad estudiantil que pueden convertirse en colegas integrales. Dado que la violencia sexual afecta a todas las personas directa o indirectamente, la/o invitamos a considerar la posibilidad de que muchos grupos de la universidad sean posibles aliados en esta labor.

Al establecer la relación con colegas nuevas/os, intente mostrar la importancia que tiene la prevención de la violencia sexual para cada grupo sobre la base de sus necesidades y su pericia, y qué beneficios y experiencias puede ofrecer usted a cambio de su respaldo o ayuda. A continuación se incluyen algunas sugerencias para ampliar sus redes de colaboración en la universidad cuando se lleve a cabo el Mes de la Conciencia sobre el Asalto Sexual (SAAM, por sus siglas en inglés) y el trabajo de prevención. Puede que algunos de estos colegas estén en condiciones de proveerle un servicio específico para su causa y, a la vez, generar la posibilidad de atraer a nuevos estudiantes y miembros del cuerpo docente que quizás no estén al tanto de su trabajo. Además, al unir fuerzas con grupos que comparten una misión o principios de justicia social puede ser de ayuda para crear un cambio más eficaz en toda la universidad.

Departamento de mercadotecnia (marketing)

Piense en la posibilidad de ponerse en contacto con el profesorado del área de mercadotecnia de su universidad. Si en su universidad hay una escuela de negocios, quizás sea un buen lugar donde comenzar; sin embargo, muchas facultades dictan clases de mercadotecnia y publicidad, incluso si no pertenecen a una escuela de formación profesional independiente. Las/os profesoras/es y alumnas/os de estos programas pueden ayudarla/o a «vender» sus mensajes de prevención primaria y sus servicios mediante la aplicación de conocimientos avanzados de estrategias de mercadotecnia. A menudo, las/os alumnas/os que asisten a clases de mercadotecnia deben hacer proyectos que les exigen hallar a «clientes» probables, además de planificar y poner en marcha una campaña completa. Su organización puede ponerse en el lugar de un cliente que necesita estos servicios gratuitos que además le ofrecen al alumna/o y al departamento la posibilidad de dar una retribución a la universidad. Es posible que las/os alumnas/os (o profesoras/es) estén en condiciones de ayudarla/o a realizar investigaciones sobre el público, determinar su audiencia con precisión, crear mensajes atractivos e idear canales creativos para divulgar su mensaje. Además, tendrá acceso a un público nuevo para compartir información acerca de la violencia sexual y su prevención, y quizás logre atraer a estudiantes con diferentes experiencias.

Departamento de arte y diseño

Si está buscando logotipos y diseños creativos para sus proyectos, póngase en contacto con el departamento de arte. Nuevamente, las/os estudiantes a menudo están a la espera de proyectos y quizás puedan ayudarla/o a crear cosas únicas y llamativas. Asimismo, puesto que son estudiantes, pueden ser parte de su audiencia y pueden ofrecer comentarios inmediatos sobre el diseño. Realice un concurso para las/os estudiantes de arte de su escuela a fin de reunir varias ideas. Utilice el diseño ganador en una campaña de carteles. Otra forma en la que podría sacar ventaja de esta colaboración es si está planeando una muestra de arte de las/os sobrevivientes. Podría hablar con gente de la escuela de arte para escuchar sugerencias sobre cómo planear una muestra y acerca de cuáles son los mejores ámbitos de la universidad para este tipo de evento.

Departamentos de sociología, psicología, estudios de género, estudios sobre la mujer

Cualquiera de estos programas les ofrecen a las/os estudiantes capacitación en métodos de investigación, especialmente a nivel de licenciatura. Un elemento esencial para convencer a su administración que necesita apoyo institucional para la prevención e intervención contra la violencia sexual es demostrar que se trata de un problema específico de su universidad. Es posible que las/os estudiantes y profesoras/es de estos departamentos (y de muchos otros con capacitación en investigaciones) ya se encuentren estudiando aspectos de la prevalencia de la violencia sexual en su universidad, las actitudes y creencias de las/os alumnas/os respecto de la violencia sexual, o las disparidades entre los géneros. Únase a ellas/os para utilizar esas investigaciones mientras presenta su caso ante la administración y, más adelante, mientras planea los esfuerzos de prevención. Si nadie trabaja en esta área de investigación, quizás las/os profesoras/es de estos departamentos puedan encontrar estudiantes interesados en busca de un proyecto de investigación o un voluntariado que estén en condiciones de trabajar con usted.

Además, la evaluación es un aspecto fundamental para determinar la efectividad de su trabajo en el campus universitario, y los expertos de estos departamentos están capacitados para evaluar el proceso y los resultados. Es posible que puedan prestarle ayuda para diseñar un plan de evaluación y, posiblemente, analizar los datos.

Estudiantes de diversos orígenes raciales y étnicos

Entre las/os estudiantes de orígenes raciales y étnicos que no tienen la representación correspondiente se observan índices desproporcionadamente elevados de violencia sexual; por lo tanto, es fundamental que sus voces tengan representación en este trabajo, tanto a nivel individual como sistémico. Al referirnos a la violencia sexual nos exige comprender de qué modo las identidades, por ejemplo, la raza, el origen étnico, el género, la condición socioeconómica, la edad y la orientación sexual afectan la forma en que las personas tienen acceso a los servicios y participan en programas de prevención. La oficina estudiantil de asuntos multiculturales de su universidad (o una organización similar) puede ser un recurso adecuado para ayudarla/o a formular estrategias para llegar a las/os alumnas/os de orígenes raciales y étnicos que no tienen la representación que les corresponde. Puede que ellas/os, la/o ayuden a identificar modos de satisfacer mejor las necesidades únicas de estas/os estudiantes en lo que respeta a los servicios de abuso sexual y el trabajo de prevención. Estas oficinas pueden ayudarlo a perfeccionar y adaptar sus mensajes para las/os alumnas/os que quizás no estén al tanto de sus programas o que no se sienten cómodos usando sus servicios.

Además, considere la posibilidad de encontrar a grupos de estudiantes, como la Multiethnic Student Association (MESA, Asociación Multiétnica de Estudiantes) u otras organizaciones estudiantiles que representan a diferentes grupos étnicos o raciales, con el fin de establecer redes de colaboración y unificar el trabajo. Una parte fundamental de la colaboración para su organización es apoyar los eventos patrocinados por sus colegas de la universidad que trabajan para generar un ambiente no discriminatorio y equitativo en la universidad. Es importante establecer alianzas multirraciales/étnicas para prevenir el abuso sexual.

A continuación se enumeran algunos sitios web que ofrecen información sobre la diversidad, la competencia cultural, así como la integración y la educación multicultural:

  • National Association for Multicultural Education (NAME, Asociación Nacional de Educación Multicultural): http://www.nameorg.org (en inglés)
  • Multicultural Pavilion (Pabellón multicultural): http://www.edchange.org/multicultural/ (en inglés)
  • Proyecto de Enseñanza de Tolerancia del Southern Poverty Law Center (Centro de Leyes de la Pobreza del Sur) (desde jardín de infantes hasta la escuela secundaria que no obstante son importantes para poblaciones universitarias): http://www.splcenter.org/center/tt/teach.jsp (página en inglés pero con algunos recursos en español)

Recursos específicamente relacionados con la violencia de género:

Grupos de hombres

Atraer a los hombres de la universidad a que participen en este trabajo es un aspecto clave de la prevención primaria y del cambio social a largo plazo. Los hombres no sólo son víctimas de la violencia sexual, sino que esta situación afecta a sus parejas, hermanas/os, madres, padres, y otras/os seres queridas/os. Modificar las normas que apoyan la violencia contra las mujeres exige el respaldo y la compresión de los hombres de todas las edades y orígenes.

Para comenzar,haga una lista de los grupos y las organizaciones compuestas por hombres o mayormente por hombres (por ejemplo, las fraternidades, los equipos deportivos, etc.). Pida algo específico a las/os líderes de estos grupos, como que le permitan dar un seminario durante una reunión del equipo o del club, cuando tendrán un público obligado a escuchar. Especifique el tiempo que usted necesita para que ellos sepan qué esperar. Si es factible, ofrézcales algo a cambio, como comida gratuita, o averigüe si es posible que, por participar en su programa, se les permita cumplir con los requisitos de servicio comunitario que puedan tener.

Cuando se presente ante los hombres, bríndeles la posibilidad de que compartan sus historias sobre el impacto que la violencia sexual tuvo en ellos y sus seres queridos; la mayoría de los varones desean ayudar: es sólo que no saben cómo hacerlo. Recalque los roles positivos que tienen los hombres en la prevención de la violencia sexual y la promoción de relaciones sanas y equitativas, por ejemplo, al pedir consentimiento para tener relaciones, abstenerse de hacer bromas y comentarios despectivos sobre las mujeres que los rodean, y denunciar cuando son testigos de conductas inadecuadas por parte de otro hombre.

Una vez que haya tenido el primer contacto, será más fácil regresar y entablar relaciones personales con las/os líderes de la universidad. Piense en la posibilidad de establecer a través de su organización un grupo de apoyo y conversación para los hombres de la universidad, invitándolos a debatir más profundamente sobre el papel que desempeñan en la creación de nuevos modelos masculinos no violentos y a utilizar positivamente la influencia que ellos tienen en sus ámbitos. Algunos ejemplos de programas para hombres en universidades se listan a continuación. A excepción del primero, las páginas web solo son accesibles en inglés:

Grupos de estudiantes LGBTQ
(lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales o que cuestionan su sexualidad
)

Los grupos de estudiantes que se identifican como lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales o que cuestionan su sexualidad suelen compartir la misión de promover el respeto, la igualdad y el cambio a nivel social. Además, con frecuencia, estas/os alumnas/os no tienen la representación que corresponde en los esfuerzos contra la violencia sexual, a pesar de que el índice de violencia en la comunidad LGBTQ es similar al de las relaciones heterosexuales y es de hecho más elevado cuando se cuentan las experiencias denunciadas sobre la violencia sexual a lo largo de la vida. Trabajar en colaboración con estas/os estudiantes y los centros universitarios la/o ayudará a desarrollar materiales y servicios adecuados desde el punto de vista cultural para las víctimas LGBTQ y las personas interesadas en participar en el movimiento de prevención.

Dado que es posible que algunos estudiantes estén más conectados con grupos de lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales o que cuestionen su sexualidad con base comunitaria en lugar de grupos de la universidad, piense en la posibilidad de establecer contacto con las comunidades de fe que no discriminan y brindan apoyo, o bien con organizaciones nacionales, como Gay, Lesbian & Straight Education Network (Red de Educación Homosexual, Lesbiana y Heterosexual, GLSEN); Human Rights Campaign (Campaña por los Derechos Humanos); Parents, Families and Friends of Lesbians and Gays (Madres y Padres, Familias y Amigas/os de Lesbianas y Homosexuales, PFLAG) y otras que funcionen en la región. Los sitios web de redes sociales (Twitter, Facebook, etc.) también podrían ser un medio especialmente eficaz de comunicación y reclutamiento para aquellas/os estudiantes que no se sienten cómodos al asistir personalmente a reuniones e identificarse, pero que querrían participar en propuestas por internet.

Recuerde que desarrollando las relaciones entre grupos/comunidades de estudiantes puede tomar años. Busque a miembros del profesorado y del personal dispuestos a ayudar, en especial porque el índice de rotación de los estudiantes es una desventaja cuando busca perennidad/ímpetu. A continuación se incluyen algunos recursos en línea —en su mayoría en inglés—que pueden ayudarla/o con sus esfuerzos por establecer contacto con la comunidad de lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales o personas que cuestionen su sexualidad:

 

Spanish

NSVRC Home